Hola, soy Rino Romano y vivo en Sorrento, Italia, una pequeña y pintoresca ciudad en el área de la Costa de Amalfi. Con mi familia hemos construido esta empresa que fue creada en 1998, porque tenemos una fuerte pasión para mostrar la historia, la cultura, que este país ha pasado de generación en generación para mí y para toda mi familia.

Quiero contarles un poco acerca de mí mismo, para que puedan entender cuáles son mis raíces y lo que soy como persona, no sólo el nombre en una solicitud o correspondencia.

Mi inspiración para poner en marcha mi propio negocio era mi abuelo, que era realmente una gran persona con tanta ambición, pero nunca fue capaz de completar totalmente lo que quería hacer en la vida... pero le dió a mi padre un mejor inicio en la vida.

Mi abuelo Gennaro Romano (fui nombrado gracias a él), le gustaba hablar de las dificultades que sufrió, especialmente durante la segunda guerra mundial cuando fue reclutado por el ejército italiano, como tantos jóvenes de todo el mundo. Decía que esos recuerdos se encontraban profundamente en su alma.

Pasando por un viejo álbum de fotos del abuelo, de la época que pasó como un soldado y un año después de que terminó la guerra - las fotos marcadas por ser tocadas tantas veces - muestran la mayor pérdida de esperanza y la pobreza que existía cuando regresó a casa. Decidió, como tantos italianos, que era el momento de un nuevo comienzo para intentar su fortuna en América.

En ese período, América fue como un soplo de aire fresco (como Nápoles fue devastada por las bombas) y había mucha hambre (por esto duró menos de un par de años después de 1945).

Un nuevo comienzo con algunas liras en los bolsillos. Él tomó el barco desde el muelle de Nápoles a Nueva York:

él siempre me decía que hoy en día visitar América es simple, con un avión estás allí en 7 horas! Me habló del terrible viaje en el barco, desde el puerto de Nápoles, que era un contenedor de carga con gente de todas partes de Europa, no sólo de Italia, y lo mucho que le asustaba.

Pero él quería y necesitaba un cambio y, llegar a esa tierra para él era sinónimo de libertad.

Sólo se quedó un par de meses porque estaba muy enfermo, pero esa breve estancia en Estados Unidos le dio algo muy especial para creer de nuevo en que todos podemos tener esperanza, en un futuro mejor, vivimos en América, Australia / Alemania / Canada, tornó de vuelta a casa y pasó esta esperanza a mi padre y a mí y, que si trabajamos duro y dedicamos nuestros esfuerzos podemos tener éxito.

Como prometí al abuelo, visité Nueva York en 1988, volé y aterricé en Nueva York y ... todo volvió como en las fotos de abuelo con el puente de Brooklyn detrás de él, y el muelle con todas aquellas personas que abandonan el barco como si fuera en la década de 1900, la estatua de la Libertad que era lo que todo el mundo buscaba ... que gran emoción! Gracias al fuerte vínculo que Estados Unidos tiene con mi país, Italia, decidí entonces que quería hacer algo donde pudiera explicar la historia y la cultura de la antigua Italia para conectar Italia con los estadounidenses, canadienses y muchos otros países y culturas como Israel, Inglaterra, Australia, Brasil, donde muchos de los mis amigos de mi abuelo emigraron después de la guerra.

Así que esto se ha convertido en una gran aventura para mí y, Italy Limousine ha crecido con la ayuda de ustedes, yo les espero de todas partes de este hermoso mundo, para mostrarles mi pequeño ángulo de este mundo, disfruta Italia conmigo.

Tu amigo
Rino